Aprendí a amar



En el amor me he dado cuenta que soy una niña, empezando a creer en la dualidad del alma, del poder de la sanación, del dolor que una lagrima puede derramar, de la ilusión que te lleva a volar y te encamina en una ventura que no sabes en que se puede transformar. En sí, aprendí que el sueño más grande que uno puede tener es la transformación del amor. 

Comments

Popular posts from this blog

El mundo de la felicidad