lunes, 26 de agosto de 2013

Ancelmo-el ser de fuego





El otro día volaba por este mundo llamado realidad y me encontré con el personaje más especial que había visto en mis sueños. Éste tenía como cabello llamas flotando sobre su cabeza y un corazón que brillaba atreves de su cuerpo, ojos llenos de ternura que gritaban por esperanza y tenían miedo que su momento de amor nunca llegue y vaya apagando su  brillante corazón minuto a minuto. El nombre de éste ser tan único y peculiar es Ancelmo.


No podía dejar de hablar con alguien que había dejado de creer en esa magia tan grande llamada amor y estaba muriendo por eso, así que me acerque con miedo y le pregunté ¿Ancelmo quién te quito la esperanza? Ancelmo me dijo: Un ser confundido me enamoró, me llevo hasta el cielo y me quitó la mano para que caiga a la soledad profunda, pero siempre acordándome que ella está ahí esperando algún día quererme, sabe que me ama pero tiene miedo de sentir con el alma y cree en el poder de la vista así  que no se deja querer y solo lastima con sus palabras llenas de frío, entonces decidí no contagiarme de la frialdad helada de la superficie y seguí creyendo en el corazón aunque me cueste la vida.



Pensé en todas las veces que me han votado al abismo y he  tenido que sola regresar y le dije: la magia del amor es infinita, está en todos lados, en cada momento que una persona sonríe, en un abrazo entre padre e hijo, en una palabra de aliento entre amigos, en un hola a un extraño, en verte al espejo y decirte eres el mejor, en ese amor propio que nunca se acaba, en si está en cada momento que a las personas les brilla el corazón; no tengas miedo porque no estás solo, es una sensación que esté ser frío quiere crear en ti para que la tristeza se  te acumule y tu fuerza llamada amor se destruya para que no la puedas compartir con nadie más, así que solo cree en ti y tu fuego interno volverá. Ancelmo me abrazo y me dijo: poco a poco construiré un amor propio tan fuerte que nadie me volverá a hacerme sentir solo y sí volare por mí hasta que alguien quiera acompañarme en esta magia llamada amor.



0 comentarios:

Publicar un comentario